Aquí hay algo que está mal.

Y por eso, vos y yo no nos entendemos.

Los gatos son de la noche y de la luna.

Los gatos no se entienden con el sol.

El sol nada más los calienta por las mañanas.

El sol mira a los gatos, igual que a otro animal.

Y por eso, vos y yo no nos entendemos.

Porque no eres luna, ni noche.

Porque yo no soy un gato.

 

Anuncios