Hoy es de esos días en los que el verano empieza a coquetear con el otoño.

Días veranotoñales, les digo yo.

Son perfectos para fumar un cigarrillo y fingir que es un café con leche.

Dejar que el fuego sea tu medialuna y quemarte los labios con cada mordisco.

Son días para salir, tomar sol entre nube y nube y robarle migajas a las palomas.

Intentar correr en el mismo rumbo de la brisa y fingir que somos cometas.

Puedes volverte viento, para silbar levantando faldas y despeinando muchachas.

Pía, revolotea y anida en todas aquellas calvas canosas.

Tírale del piercing a la chica punk con una mirada.

Asusta al yorkshire color ceniza.

Asústalos a todos.

 

.

— ☕ —

Sorbiendo tazas de humo.

Dr. Absurdo

Anuncios