Una noche el buen Satán fue a misa, por su hostia y la del resto. 

Dicen que ofendió a muchos, que lo secuestraron. 

Dicen también que era bueno, pero yo no les creo.

Anuncios