Tiras la pipa y piensas en por qué no tienes una mesita de centro adecuada para tu pequeño living, así de paso te deshaces de ese animal muerto que se parece a una alfombra y que reposa junto al sofa, reemplazándola por una de esas con pelusas largas y acariciables, una que invite al revolcón y que no lastime las rodillas de las amigables dueñas de boquitas alegres que te visitan.
Y mientras eso no sucede, recoges la ceniza del piso e intentas recargar tu pipa, pensando en la máquina sexual que eres y que de nada serviría la mesita de centro sino para interrumpirte en tus sesiones de sudor y carne.

Así que nada, mejor olvídate de la mesa, deja de ser torpe, busca otra porno y sigue fumando.

.

— ❥ —

 

Anuncios