En la función de anoche del grupo franco-ecuatoriano Paralelo 0°, uno de los artistas se desnudó. Rodrigo Becerra, músico y bailarín, se empelotó en todos los sentidos posibles, exponiéndose ante un público permeable y susceptible dentro de los también muy permeables y susceptibles valores guayaquileños.
La abarrotada sala de la Alianza Francesa GYE se llenó de rumores y comentarios nerviosos diversos.
«¡Qué asco!» dijo una voz de mujer joven.
«¡Se está desnudando!», dijo otra por allí.
Risas nerviosas, de algunos.
Todo por una verga.
No quisiera saber como llegan a relacionarse, tomar una ducha, darse placer o inclusive procrear, porque ¡QUÉ ASCO NACER DESNUDO!

Afortunadamente, al final predominó el aplauso sobre la excitación infantil.
Así, el público pudo disfrutar de +60 minutos de un espectáculo GRATUITO, con obras más geniales que genitales, desarrolladas por los bailarines y coreógrafos Omar Aguirre y Emilia Benitez, esta última con Transitar, una hermosa pieza en solitario al cierre, todo bajo la dirección del francés Hervé Maigret.
Aprovechando el momento, propongo una nueva forma de agitarnos como audiencia en 4 sencillos pasos:

  1. Deje los prejuicios en casa. O sea, si está tomándose el tiempo para ir a “apreciar” arte, sea contemporáneo o costumbrista, popular callejero o de vanguardia, lo mejor es acostumbrarse. La huevadilla está en todos lados y los artistas –especialmente los humanos del siglo 15 en adelante– suelen tener una mente sucia y cochambrosa.
  2. Pongamos el grito al cielo por cada idiota usando cámaras y celulares con luces, flash y sonido, en funciones a oscuras; por que ¡qué asco interrumpir la función, al artista y sacar al público de onda!
  3. Busque otras razones para agitarse y reclamar. Medite un poco, encontrará razones como que su barrio hiede a cloaca desde hace 20 años, o que los parques insignes de su ciudad están cercados y con acceso limitado, cual penitenciaria. Y así por el estilo, yo tengo un listado grande, pregunte con confianza.
  4. No se escandalice por cualquier verga.

Siga estos sencillos pasos, mejórelos, y –si puede– disfrute de las obras para que haya más arte en esta ciudad, por el bien de todos.

Genitalmente,

Dr. Absurdo / IBD_

Anuncios